domingo, 22 de noviembre de 2015

MES DE MARIA: acompañamos a nuestra Madre en su vida

                                                                     Epifanía de Navasa, Huesca, España, s XIV
22 de noviembre
Capítulo 15 de la vida de María: los Magos
Llegaron primero los pastores, los más pobres. Después vinieron otros que también velaban, que también escuchaban a Dios en la naturaleza. Eran extranjeros y sabios, quizás los intelectuales del tiempo. Con ellos llega a Belén la humanidad, todos los extranjeros, todos los seres humanos de otras religiones, otras razas. Y se encuentran a un niño con sus padres: el cuidado de José, la sonrisa de María, los brazos abiertos del Niño, que es el centro. Y los magos lo adoran.

Rezamos juntos
Gracias porque nos has dado a tu Hijo hecho hombres para que sea tu presencia salvadora para todos. Danos acoger a todos aunque sean diferentes para mostrarles tu sonrisa y tu camino. Danos también un corazón misionero que no se canse de mostrar a Jesús con la misericordia, la sonrisa, la palabra y el servicio, amen.

                                                                                             (Fra Angelico, s XV)
23 de noviembre
Capítulo 16 de la vida de María: el exilio
Otra vez el peligro, otra vez Dios que avisa, José que escucha, María que confía y obedece. Y parten a un país extranjero, a Egipto, porque un rey de la tierra quiere matar al Rey del cielo. Otra vez dejar todo, ponerse en camino, asumir el ser extranjero. Jesús creció ahí, habrá aprendido esa otra lengua, habrá jugado con niños egipcios. Había venido para todos, y María y José eran el ambiente de cariño, de oración, de alimento espiritual y material que convertía en hogar esa tierra extraña.

Rezamos juntos

Querido Jesús, María y José: les pedimos la gracia de vivir en familia, de facilitar los vínculos entre las personas con las que convivimos, de mostrar a las personas que somos siempre hermanos, y que las diferencias pueden unirnos en vez de dividirnos. Les pedimos por todos los migrantes y por los niños que crecen sin familia, Amen.

viernes, 20 de noviembre de 2015

MES DE MARÍA siguiendo su vida


20 de noviembre
Capítulo 13 de la vida de María: El Nacimiento
Este hecho tan decisivo para la humanidad, para todos nosotros ocurrió en el silencio, en el medio de la noche, arropado por dos personas llenas de amor y por el cariño de las cosas creadas. “apareció la bondad de Dios y su amor a los seres humanos”. Un parto con su labor. La mejor de las madres, un esposo lleno de cuidado y ternura. La bienhechora pobreza y qué cosa más increíble que un bebito, con su llanto y su encanto, un niñito salvador que ya era adorado por sus padres y por la creación. Y por detrás y por arriba, Dios nos sonreía.

Rezamos juntos
Gracias, Dios Padre Nuestro por este Hijo que es ahora nuestro hermano, uno de los nuestros. Gracias porque tu gracia viene revestida de mansedumbre, de dulce pobreza, de alegría discreta. Que nunca nos cansemos de contemplar esta maravilla. Que todos puedan conocer y amar a Jesús, Amen


21 de noviembre
Capítulo 14 de la vida de María: la visita de los pastores

Y en medio de tanto silencio, de tanta pobreza y discreción de padres, se abre el cielo, cantan los ángeles y alertan a los pastores: los que sabían velar, los primeros pastores de la Iglesia, los cuidaban los rebaños. Sorpresa, fe, adoración: no sabían mucho, pero entendían que tanta luz, tanta y bella música, tanta ternura era para ellos, para nosotros, por eso adoraban: Dios se había hecho carne.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

MES DE MARÍA: la acompañamos en su vida

18 de noviembre
Capítulo 11 de la vida de María: El camino a Belén
María y José habrán recogido unas poquitas cosas para emprender el viaje a Belén. Son unos 115 kilómetros, recorridos seguramente a pie, y quizás con la ayuda de un buen burrito que ayudaba cargando a María embarazada y el morral. Cuánto habrá tenido José con sus dos tesoros. Y cuanto cariño recíproco, ayudándose mutuamente. Quizás el mayor problema sería el agua, además del cansancio. Pero llevaban con ellos la Luz. También irían con compañeros de camino. Una peregrinación de esperanza, de aliviarse unos a otros, quizás haya sido la más importante peregrinación de la historia.

Rezamos juntos:
Gracias Padre porque con tu Espíritu cuidaste a nuestros peregrinos, en ese camino con tantas dificultades. Te pedimos que hagamos de nuestra vida una peregrinación de la esperanza, ayudándonos unos a otros. Te pedimos por los migrantes, por los que no tienen hogar, y también por quienes tienen dificultades para conseguir agua, y para que nosotros cuidemos este precioso bien, que no nos falta gracias a tu generosidad, pero que debemos a otros. Por Cristo nuestro Señor, Amen


19 de noviembre
Capítulo 12 de la vida de María: No había alojamiento para ellos
Al final llegaron a Belén. Un pueblito atestado de gente que iba a inscribirse en el Censo. Con cuánta ilusión habrá ido José enseguida a buscar un buen alojamiento para ellos. Pero en cada lugar posible encontró una negativa: “no hay lugar para ustedes”. Y el tiempo llegaba... José entonces buscó auxilio en la naturaleza: una buena cueva que se usaba de pesebre. La limpió, la arregló, y allí se instalaron. Seguramente no era un palacio, pero sí un lugar digno. Un lugar en el que sobraba el cariño, la dignidad, el amor humilde. Y seguramente José habrá agradecido el pesebre.

Rezamos juntos

Queridos María y José: gracias porque en su pobreza aprendemos a ser agradecidos, a preferir la vida a las cosas. Gracias porque fueron una familia que superó las dificultades del día a día con ingenio y esperanza, y sobre todo cuidándose unos a otros. Intercedan por nosotros para que seamos acogedores, para recibir en nuestra casa, en nuestro ajetreado tiempo, en nuestro corazón a los más necesitados, Amen.

martes, 17 de noviembre de 2015

MES DE MARIA con su VIDA

16 de noviembre
Capítulo 9 de la vida de María: el encuentro con José                       
En realidad no sabemos cómo sucedió este difícil encuentro, cuando a María se le notaba el embarazo, y José quedó desconcertado. Dicen que María no explicó mucho, solamente brindó a su novio una mirada de total pureza y confió que Dios saldría por ella y por José, a quien no quería herir. Y José supo esperar, guardó en su corazón esa mirada de María y atendió la voz del Altísimo. Entonces, juntos emprendieron la vida y la espera, con la serena y asombrada conciencia de que les estaba pasando lo más inmenso que les podía pasar.

Rezamos juntos:
Señor Dios, Padre de Jesús y nuestro: gracias porque no nos abandonás nunca, aunque mucha veces no entendamos. Ayudános a tener paciencia y a esperar tu voz, que llega en el momento mejor. Te pedimos por los novios, que puedan vivir un amor verdadero, preparando el compromiso total de sus vidas, y apostando a la familia, a la vida, por Cristo nuestro Señor, Amen


17 de noviembre
Capítulo 10 de la vida de María: El decreto de César Augusto
Mientras preparaban lo mejor para la venida de su hijito, lo pobladores de Nazareth recibieron el decreto del César, que quiso hacer un censo. Enorme contratiempo. María tenía su embarazo avanzado y tenían que ir lejos, a Belén de Judea, de donde era originaria la familia de José. Acá también supieron ver la mano cariñosa de Dios, que les pedía un inesperado peregrinaje. Obedecieron. Una palabra casi mágica que forjó la santidad de estos dos enamorados. Ellos sabían que más allá del César, obedecían a quien estaba labrando, con ellos y para todos, la historia de salvación.

Rezamos juntos:

Santos María y José, les pedimos hoy que aprendamos el valor de la obediencia, que es el mejor camino a la libertad. Que nos demos cuenta que la voz de Dios nos llega comunmente a través de los demás y de las circunstancias de la vida. Que aprendamos del Espíritu Santo el don de discernir, entre todas las voces, la voz de Dios, y que la sigamos, por Cristo nuestro Señor, Amen.